Detrás del glamour de la Fórmula 1

El personal de Fórmula 1 coincide en que sentarse a la mesa con el CEO de Corporación Interamericana de Entretenimiento (CIE), Alejandro So­berón Kuri (uno de los máximos res­ponsables de que este deporte regrese a México) no fue cualquier cosa. En pocas palabras, no perdió ante Bernie, y eso ya habla mucho del empresario mexicano.

Bernie Ecclesto­ne es dueño de los derechos de la Fórmula 1 (F1) y es el tipo más rudo para nego­ciar. Nunca pierde. Si a algún país le apetece organizar una carrera, debe tomar en cuenta que este hombre de negocios de 84 años va a sacarle todo el dinero que le sea posible. Por ejemplo, Malasia fir­mó con él por 10 años y cada minuto en televisión —tomando en cuenta las tres horas que duran aproximada­mente las carreras y la calificación— le cuesta a los organizadores más de 274,000 dólares, según un estudio de The Economics Sports.

“Todos los que se sientan con Ecclestone pierden, pero Alejandro (Soberón) no, ese es un ejemplo muy grande de su capacidad de hacer negocios”, refiere Carlos Jalife, secre­tario general de la Scudería Hermanos Rodríguez. A partir de noviembre de este año, México tendrá de regreso al deporte más glamuroso del planeta: la F1, con un acuerdo hasta el año 2019 que costará 363 millones de dólares (mdd) y que será financiado por CIE, y el gobierno federal.formula 1

Cálculos financieros  Fórmula 1

El traer la F1 costará 363 mdd, de los cuales CIE pondrá 150 mdd y el gobierno federal más de 210 mdd. Sobre el reparto de las ganancias, como en toda competencia, se sabrá hasta el final.

Organizar un Gran Premio (GP) no es barato. A Malasia el contrato le cuesta en total más de 1,000 mdd y algunas naciones como Bahrein tienen que pagar a Ecclestone cuotas superio­res a los 35 mdd, y “cada año estas cifras aumentan para lograr costear el show”, comenta Ed Valentine, especialista en la categoría y quien formó parte del equipo de Honda en la F1.

El promedio de televidentes es de 550 millones en cada carrera, significa que para este 2015 la audiencia será de aproximadamente 11,000 millones para toda la temporada, además del aumento del turismo en el país anfitrión de la competencia. Según datos de Christian Sylt, colaborador del informe financiero Formula Money, y articulista de Forbes, Malasia experimentó un crecimiento del 351% en el número de turistas internacionales que lo visitan anualmente desde que tiene un Gran Premio (1999). “(Ese dato) es el mejor intérprete del impacto que puede tener”, dice Sylt.

En México, entre 2015 y 2019 cada carrera tendrá más de 100,000 personas que acudan entre viernes, sábado y domingo, es decir que al finalizar el contrato, medio millón de aficionados habrán estado presentes en el autódromo, gastando e invirtiendo en el proyecto más importante de cie en su historia, según proyecciones de la Secretaría de Turismo. En un cálculo realizado por forbes México, tomando en cuenta el costo del boleto promedio y los asistentes estimados, la derrama económica por ese rubro será de más de 250 mdd por ese ciclo.

Las autoridades mexicanas consi­deran que durante los cinco años del acuerdo con la F1, se podrán generar 18,000 empleos directos o indirectos y posicionar a México en el mapa del turismo.

“Es uno de los más grandes proyectos para México, una gran plataforma internacional, representa un fuerte impulso, pero sobre todo generará una derrama económica importante”, dijo en el anuncio oficial del circuito en México la secretaria de Turismo, Claudia Ruiz Massieu. El gobierno federal estimó que entre este año y 2019, la F1 dejará a nuestro país 2,000 mdd.

vía: forbes.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *