La Ciencia y los Niños

La Ciencia puede ser una actividad diaria.

La ciencia está alrededor nuestro y puede brindar muchas oportunidades para el pensamiento crítico. La ciencia incorpora todos los aspectos del aprendizaje, desde las matemáticas, alfabetización y movimiento hasta el arte. Necesitamos una nueva generación de niños que sean hábiles para la ciencia y conocedores de ella para que puedan explorar, investigar e inventar los descubrimientos futuros de la ciencia para nuestro país.

Las experiencias diarias son oportunidades de ciencia

Los proveedores de cuidado infantil o padres no necesitan comprar equipos caros para enseñarles ciencias a sus niños. Pueden usar artículos del hogar comunes para estimular las maneras científicas del pensamiento. Objetos como contenedores con tapas son excelentes para ellos porque pueden recolectar artículos y hablar sobre lo que encontraron. Los insectos son otra excelente manera de ayudar a los niños con la ciencia. Además de explorar conceptos científicos, los niños están desarrollando el lenguaje a medida que van describiendo lo que están viendo.

Las oportunidades aparecen en rutinas diarias que ofrecen experiencias científicas, como preparar la comida. Cuando los padres o proveedores están cocinando, pueden hablar con el niño sobre lo que están haciendo y sobre la receta. Seguir direcciones, medir ingredientes, predecir el resultado y sacar conclusiones son conceptos que están incorporados en una simple receta. Otra sugerencia para convertir actividades diarias en actividades científicas es organizar situaciones en las que los niños puedan investigar y explorar por sí solos sin que los adultos les den las respuestas.

Las preguntas de respuestas múltiples son esenciales para el componente de exploración e investigación de la ciencia para los niños pequeños. Con las preguntas que tiene más de una respuesta podemos guiar a que el aprendizaje sea más beneficioso para el desarrollo total del niños, en vez de preguntas cerradas que sólo producen una respuesta y limitan las posibilidades.

Los padres pueden ayudar fácilmente a los niños a recolectar una variedad de materiales naturales para que ellos exploren. Exponer a los niños al ambiente al aire libre y a todo lo que la naturaleza ofrece es una buena manera de brindar materiales naturales que hagan pensar a los niños de manera científica. ¿Por qué las hojas se ponen marrones? ¿Cómo construyen sus hogares los animales en la naturaleza? ¿Por qué llueve?

ciencia 2

 

Los padres también deberían proporcionar materiales apropiados para la edad que sean relevantes y tangibles para los niños. Deberían proporcionarles cosas que los motiven a pensar. Cosas que ofrezcan oportunidades de investigación y exploración como herramientas de medición, herramientas para recolectar cosas y de observación como una simple lupa.

vía: losninosensucasa.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *